las-aves.com el lugar de las aves ornamentales

Siguenos en facebook

Nuestro equipo se complace anunciando nuestra página oficial en facebook. Recibe las últimas noticias, ofertas de concursos y más; directo en tu perfil de faceebok


-Comentarios recientes-

Protected by Copyscape Duplicate Content Software
A+ R A-

Mas acccesorios para las jaulas de agapornis

Vota por este artículos
(8 votes)

Para una buena salud física y mental, es importante elegir de manera correcta los accesorios que se colocarán en la jaula de los agapornis. Desde los más fundamentales, para comer y beber, hasta aquellos que servirán como entretenimiento para las aves, deben contar con ciertos criterios para no resultar más dañinos que beneficiosos.

Comederos y bebederos

Los comederos de acero inoxidable se encuentran entre los más recomendables, ya que no propician el crecimiento de bacterias y son fáciles de limpiar. La desventaja es que, por lo general, ocupan más espacio que aquellos hechos de plástico.

En el caso de los plásticos, con el tiempo, aparecen surcos y abolladuras en los que se puede acumular suciedad, bacterias e incluso restos del jabón utilizado para limpiarlos.

Otra desventaja de los comederos plásticos es que el ave podría aprender cómo desengancharlos y lanzarlos, debido a su menor agarre, y terminarían escapando por el espacio restante.

Los bebederos pueden ser de dos tipos: los estándar para aves y los utilizados para hamsters. El segundo requiere de habilidad para utilizarlo, por lo que se pueden colocar los dos para dar dos alternativas diferentes al ave o simplemente seguir con el estándar.

Bañeras

A los agapornis les gusta mucho bañarse con agua fresca, por ello, es recomendable colocar dentro de la jaula una bañera para que puedan refrescarse cuando quieran.

El agua de la bañera también debe cambiarse diariamente, al igual que aquella destinada para beber, pues la acumulación de bacterias podría causar infecciones en la piel.

Igualmente, es importante colocar la jaula lejos de corrientes de viento. Si en condiciones normales una corriente de viento puede enfermar a los agapornis, es mucho más peligroso si deciden refrescarse con un poco de agua.

Perchas y ramas

A estas aves les encanta posarse sobre perchas y ramas que les permitan desplazarse, afilarse las uñas y el pico y descansar un poco del vuelo.

En este tipo de accesorios hay muchas variantes. Existen aquellas sintéticas, hechas con estructura sinuosa y textura rasposa, que sirven para que el animal tenga un desafío al desplazarse y esto le sirva de ejercicio. La textura les permite afilarse con facilidad.

Las naturales, realizadas con ramas de árboles, pueden comprarse en una tienda o realizarse en casa, cuidando utilizar árboles cuya composición no sea dañina para el ave. En ambos casos, es recomendable lavar y desinfectar la percha antes de colocarla, para evitar cualquier contaminación.

La ventaja es que los agapornis tendrán un entretenimiento extra picoteando y mordisqueando la rama. Por otro lado, como aspecto -si se quiere- negativo, éstas tendrán que ser reemplazadas periódicamente, pues los periquitos terminarán por mordisquearlas.

Finalmente se encuentran aquellas hechas de plástico que, si bien son duraderas, no permiten al ave rascarse, afilarse uñas o pico ni ejercitarse con irregularidades. Por otra parte, son extremadamente duraderas y requieren muy pocos reemplazos.

Juguetes

Para el entretenimiento de estas aves es conveniente comprar algunos juguetes para incorporar a la jaula. Hay que cuidar que no se coloquen demasiados juguetes como para quitarle el espacio, y que la ubicación de estos no obstruya el vuelo.

Los juguetes más comunes son los columpios, campanillas, cuerdas y escaleras. Para evitar saturar la jaula con demasiados objetos, es mejor ir alternando. A medida que los agapornis se aburran de un juguete, se les puede cambiar por otro y mantener la novedad.

Autentíquese para publicar un comentario